cab_noticias
Están en:   Inicio Noticias ALTO INDICE GLUCEMICO

ALTO INDICE GLUCEMICO

El consumo de refrescos, es calificado por las organizaciones mundiales de la salud y por las universidades  como productos de ALTO RIESGO para la salud debido a que el Indice Glucémico de todos estos productos es de  70 o mas lo que  exihibe el grave problema que representan estas bebidas para los costes de la seguridad social porque al corto y mediano plazo promueven la enfermedad mas peligrosa y silenciosa que es la diabetes. El aumento en el consumo de todo este tipo de  bebidas refrescantes con excesivos contenidos de azúcares están causando estragos entre la juventud, creando problemas muy serios al promover obesidad desde la mas simple hasta la que se puede calificar de mórbida, y que generalmente desemboca en problemas de diabetes.
Así lo afirma el departamento de salud de New York y  por ello ha iniciado una campaña al respecto.
http://www.foodbev.com/news/controversial-new-york-add-link-soda-to

 

diabetic-obesity-poster-400maxw-350maxh

Y aunque existe una diversidad de opiniones respecto a los edulcorantes artificiales como la sacarina, ciclamato sódico etc, se ha hecho constar que los edulcorantes artificiales tienen dudosos efectos, quizá mas negativos sobre la obesidad y la diabetes ya que al no ser edulcorantes naturales producen otros efectos químicos en el organismo.

De Vitonica.com: Los endulzantes artificiales están adquiriendo muy mala prensa desde hace años y se lo están ganando a pulso. Primero porque según algunos estudios no son tan inocuos para la salud como deberían y ahora porque incumplen su única razón de ser: no engordar.

Científicos estadounidenses han comprobado, en un estudio con ratones, que los alimentos edulcorantes sin calorías aumentan el peso y los niveles de grasa en el cuerpo. Los animales alimentados con azúcares artificiales ganaron más peso, más grasa y más calorías que los que consumieron glucosa (edulcorante natural).

La explicación a este hecho, a primera vista paradójico, se debe a que el cuerpo anticipa muchas calorías cuando prueba algo dulce. Los expertos creen que, al romper la relación entre el dulzor y los alimentos de elevadas calorías, el cuerpo se confunde y le es más difícil regular los productos consumidos.

Sea como fuere, no es la única investigación que llega a esta conclusión, y no sólo con ratones. Un estudio con 80.000 mujeres de la Sociedad Americana contra el Cáncer demostró que las mujeres que tomaban edulcorantes engordaban más que las que preferían azúcar.

Otra información que en Vitonica nos hace sospechar mucho de endulzantes como la sacarina es que su uso está prohibido en Canadá y muchos médicos la desaconsejan en el embarazo.

La verdad es que lo que sí nos ofrecen estos edulcorantes es des-culpabilizarnos muchas veces por nuestros malos hábitos. ¿Cuántas veces habéis visto pedir una sacarina con el café después de una copiosa comida y una gran tarta?

Debemos ser un poco más serios. Para adelgazar y estar sano no necesitamos productos light ni endulzantes sino buenas elecciones en nuestra comida, cierto control y sensatez.

El mito de la sacarina se está derrumbado día a día.

Las bebidas de cola ZERO se edulcoran con ciclamato o ciclohexilsulfamato (E-952). Esta sustancia fue sintetizada por primera vez en 1937 y se utiliza como endulcorante artificial desde 1950. A partir de 1970, ante la sospecha de que podía actuar como agente cancerígeno y productor de mutaciones, se ha prohibido su uso en muchos paises, entre ellos EEUU, Japon, Inglaterra y Francia. El ciclamato no tiene la consideración universal de aditivo alimentario sin riesgos. Se han publicado trabajos indicando que, en animales de experimentación, dosis altas de esta sustancia actúan como carcinogenos y teratogeno, lo que significa que produce defectos en el feto.

Aquanergy en lo referente a bebidas, permite conservar el hábito del refresco al ofrecer un edulcorante 100% natural (extraído de las frutas principalmente naranjas y manzanas, mediante un proceso libre de todo química o enzimas) de bajo índice glucémico. Es decir, entregando los  carbohidratos (calorías)  que nuestro cuerpo realmente necesita.